domingo, 12 de septiembre de 2021

¿Qué es la tos de las perreras? Causas y Síntomas

La tos de las perreras es una forma de inflamación contagiosa de las vías respiratorias también llamada como "gripe canina". El nombre de la enfermedad es muy engañoso porque no afecta con exclusividad a perros que viven en perreras o refugios de perros sino a cualquier perro, en cualquier circunstancia. 

Bulldog Francés con tos de las perreras

La mayoría de los dueños de perros entienden esto mucho mejor, y hay algunas cosas en común con la gripe humana o la infección similar a la gripe: al igual que con los humanos, no todos los perros tienen el mismo riesgo de contraer esta infección.

¿Cuáles son las causas de la tos de las perreras ?

Es una enfermedad infecciosa, por lo que es contagiosa. Los patógenos son ciertos virus (parainfluenza, adenovirus canino2, posiblemente el virus del herpes canis, el virus de la gripe humana A2) y algunas bacterias y parientes bacterianos (Bordetella, mycoplasma).

Sin embargo, la infección con estos factores desencadenantes de la enfermedad puede ir seguida de toda una serie de otros gérmenes que complican el curso.

Los patógenos se transmiten por infección por gotitas, lo que significa: el individuo enfermo estornuda y/o tose los patógenos, que son transportados a la siguiente "víctima" a través de la corriente de aire. Los sistemas de ventilación y calefacción pueden contribuir a la diseminación de los patógenos de la tos de las perreras.

Para que la enfermedad estalle, el sistema inmunológico del paciente debe estar debilitado por factores de estrés. El estrés consiste, por ejemplo, en el propio crecimiento, cambio de dientes, infestación de parásitos, cambios en el medio y alimento, así como cambios del hogar, mudanza y condiciones climáticas desfavorables (otoño, primavera).

  • Advertencia: las personas con gripe pueden infectar a sus perros, ¡pero no al revés!

¿A quiénes afecta la tos de las perreras con más frecuencia?

Las infecciones en general ocurren con especial frecuencia cuando se juntan muchas personas de diferentes orígenes. En los seres humanos, aquellos que tienen mucho contacto personal corren un riesgo especial.

Lo mismo se aplica a los perros: la "tos de las perreras" a menudo ocurre en tiendas de mascotas  (comerciantes de perros comerciales), refugios de animales, pensiones caninas, pero también en exhibiciones y plazas y parques para perros.

En particular, los deportistas que practican deportes de protección con perros deben recordar que todos los perros muerden y utilizan los mismos artículos de entrenamiento.

Pero el típico bebedero o cubo de agua en el borde del parque para perros también es aceptado por todos los perros, incluso aquellos que "sólo" practican la obediencia o la agilidad o que simplemente vienen a visitar el sitio con su perro.

Ahora, a más tardar, está claro que existe un cierto riesgo de infección al acecho en una caminata en áreas populares al aire libre con muchos perros.

¿Cómo se manifiesta la tos de las perreras ? Síntomas

Unos días después de la infección (4 a 10 días) se presenta dificultad para respirar, tos y secreción nasal. La laringe, la tráquea y los bronquios están inflamados.

La tos a menudo se presenta repentinamente como un ataque real y se asocia con un fuerte reflejo nauseoso, por lo que también se podría pensar en un cuerpo extraño en la garganta.

El bienestar general generalmente no se ve afectado y la ingestión de alimentos no causa ningún problema. La fiebre no ocurre en los casos simples. Con formas complicadas, el paciente sufre de neumonía febril y pleuresía (inflamación de la pleura, membrana que consta de una capa de tejido que recubre el lado interno de la caja torácica y una capa de tejido que rodea los pulmones). Este cuadro clínico es mucho más dramático.

La tos puede desaparecer a los pocos días, pero también puede durar 14 días (o en casos desfavorables varios meses). Las formas complicadas de tos de las perreras pueden llevar a la muerte del perro.

También pueden producirse daños consecuentes en los pulmones y el corazón si la enfermedad dura mucho tiempo y es más grave.

La secreción nasal suele ser agua clara al principio, pero los patógenos bacterianos pueden volverla purulenta. Al igual que la tos, la secreción nasal puede persistir durante diferentes períodos de tiempo.

En el caso de secreción nasal purulenta y fiebre, el veterinario preguntará si el perro ha sido vacunado adecuadamente contra el moquillo. Algunos síntomas de la tos de las perreras se asemejan al moquillo.

            
+54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721           
Contáctese con nosotros para conocer los ejemplares que tenemos para ofrecerle.